+

¿Cómo aporta el sector privado a la recuperación del río Bogotá?

lunes 27 SEPTIEMBRE 8:00 AM
Expertos hablan sobre las estrategias y políticas que se implementan en el Aeropuerto El Dorado y que contribuyen a la sostenibilidad y al cuidado del río Bogotá.

ACERCA DE ESTE FORO

La recuperación del río Bogotá es tarea de todos. Sectores públicos y privados, sociedad civil, industrias, autoridades e incluso la academia, deben implementar medidas para descontaminar este cuerpo de agua y evitar una hecatombe ambiental.


Así lo plantea la sentencia del río Bogotá, una decisión judicial sin precedentes emitida por el Consejo de Estado en 2014 cuyo objetivo es, justamente, hacerle frente a la catástrofe ambiental, ecológica y socioeconómica de esta cuenca hidrográfica.


Es por eso que diferentes actores se han puesto a la tarea de adoptar la sostenibilidad e impulsar estrategias para salvaguardar este cuerpo de agua y los ecosistemas únicos que alberga su cuenca.


Una de las principales razones por las cuales este afluente tiene hoy el 97 % de sus aguas contaminadas es la falta de conciencia ambiental y sentido de pertenencia. En la época prehispánica, por el contrario, los muiscas adoraban este río y desarrollaban sus actividades de cara a su protección y cuidado.


Sin embargo, con la llegada de los españoles la cultura frente al Bogotá cambió y en el siglo XX la expansión demográfica y urbana empezó a dejar en el olvido el que en algún momento fue el río sagrado de los muiscas.


El cambio de uso de suelos para actividades económicas como agricultura y ganadería, los vertimientos de aguas residuales sin tratar y, por supuesto, las toneladas de residuos de todo tipo arrojadas diariamente por los habitantes de su cuenca, tienen en cuidados intensivos al río Bogotá.


La solución, sin embargo, no puede ser frenar el desarrollo y el crecimiento económico del territorio. La clave está en crear conciencia y que todos los actores se comprometan a no maltratar el río, acatar las normas ambientales y ser responsables con su actividad.


Si bien aún existen empresas que no cumplen con las normas ambientales y contaminan el río, hay varias que sí han implementado diferentes estrategias para proteger el Bogotá y contribuir al saneamiento de este, más allá de la sentencia.


La cuenca media es uno de los fragmentos más afectados del río pues este atraviesa la capital del país y Soacha, dos lugares que aportan alrededor del 90% de la contaminación del Bogotá. Allí, en su parte más crítica, organizaciones como el aeropuerto El Dorado, por ejemplo, se han comprometido con la recuperación de esta fuente hídrica.


Uno de los principales aportes es contar con su propia Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) con la cual garantizan que sus vertimientos sean procesados para devolver agua en buenas condiciones al río. Así mismo, cuentan con una Planta de Tratamiento de Aguas Lluvias (PTALL) que reutiliza el agua que cae en la cubierta de la terminal para los baños del aeropuerto.


Esta infraestructura, combinada con otras estrategias que hacen parte de su línea de sostenibilidad, ayudan a proteger este cuerpo de agua y otros ecosistemas que rodean el aeropuerto, como los humedales.


Este caso demuestra la importancia que tiene el sector privado en la descontaminación del río Bogotá y es uno de los muchos que están presentes en la cuenca y que han adoptado proyectos para mitigar el impacto ambiental de su operación.


Con el objetivo de conocer el papel que cumplen las empresas e industrias en este proceso de saneamiento, SEMANA y el Grupo Río Bogotá, con apoyo de Opain, llevarán a cabo el webinar: ¿Cómo aporta el sector privado a la recuperación del río Bogotá?


Un espacio en el que participarán actores de todos los frentes: academia, sector privado, sociedad civil, gobierno y autoridades ambientales, con el fin de conversar sobre las iniciativas que se están llevando a cabo para salvar el río y cómo entran allí las empresas e industrias del territorio.


Conéctese con este encuentro digital el próximo lunes, 27 de septiembre, de 8:00 a 9:00 a.m. por Semana.com y las cuentas oficiales de Facebook y YouTube de la Revista Semana.


lunes 27 SEPTIEMBRE 8:00 AM