Home
DESARROLLO REGIONAL

Bolívar camina hacia el desarrollo

Gracias al acuerdo de paz, el departamento tiene la oportunidad de superar la pobreza, la exclusión y el atraso económico.

Bolívar camina hacia el desarrollo
De izquierda a derecha en el panel ‘Turismo y competitividad’, Ricardo Varela, presidente de FundaCulta; Christian Krüger, director de Migración Colombia; Marcela Prieto Botero, directora general de Foros Semana; Juan Pablo Arango, gerente de Marca País; y Alejandra Corchuelo, subdirectora Sectorial del Departamento Nacional de Planeación.

El departamento de Bolívar durante décadas fue uno de los más golpeados por el conflicto armado. Grupos como el ELN, las Farc y el EPL, que incursionaron en este territorio desde la década de los setenta, controlaron a la sociedad mediante extorsiones y secuestros, entre otros actos criminales. De igual forma, el continuo enfrentamiento con los grupos de autodefensas impidió a la región desarrollarse en diferentes aspectos.


Según la Unidad para la Atención y Reparación Integral de las Víctimas (Uariv), el conflicto armado convirtió a Bolívar en el segundo departamento con mayor número de víctimas a nivel nacional, 590.081 personas, y el principal hecho victimizante ha sido el desplazamiento forzado.


Esta circunstancia ha influido, por obvias razones, en los altos índices de pobreza del departamento, en su escaso desarrollo rural y en la falta de cobertura de seguridad alimentaria y otros servicios básicos. Las zonas del Magdalena Medio en el Sur de Bolívar y los Montes de María se vieron afectadas por este flagelo con mayor fuerza.


Sin embargo, con la firma del acuerdo de paz, el departamento pasa la página y mira al futuro para buscar desarrollarse económica y socialmente con sus más grandes potenciales como el campo, la minería y el turismo. “En Bolívar estamos dispuestos a coordinar los esfuerzos necesarios para consolidar el anhelo de paz y trabajaremos en tener las condiciones necesarias: dirigencia social fuerte, tierra fértil, conectividad, turismo de experiencia, ausencia de cultivos ilícitos y minería ilegal”, dijo en una de sus intervenciones el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, quien aseguró que de no cumplirle a la paz el departamento enfrenta la amenaza de una violencia desenfrenada y sin ideología.


Foros Semana y la Gobernación de Bolívar realizaron a lo largo de los últimos meses un ciclo de tres foros y una mesa de expertos que analizaron los retos de la  región en tres temáticas: desarrollo rural, minería y turismo. También la situación que vive el departamento en esta etapa de posconflicto, y los planes para potencializar estos sectores para producir un mayor desarrollo y mejores condiciones de vida para sus habitantes.


En los tres encuentros participaron representantes del gobierno nacional, departamental y municipal; autoridades competentes como el Ministerio de Minas y Energías, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la Unidad de Restitución de Tierras, la Agencia de Renovación Territorial y la Agencia Nacional de Tierras; la sociedad civil con representantes de víctimas, agricultores, mineros, asociaciones y empresarios. También personajes de la academia y expertos en cada una de las temáticas.


El campo, motor del posconflicto


Para analizar el tema del campo y el desarrollo rural en el departamento se reunió el primer foro ‘El Carmen de Bolívar, transformación del campo como motor del posconflicto’, realizado el 12 de julio en ese municipio.


En términos de desarrollo rural, el departamento se encontraba estancado. A pesar de tener 455.198 hectáreas idóneas para la agricultura, solo aprovechaba un poco más de la mitad. Por ejemplo, en la región de Montes de María, los productores agropecuarios en su afán por tener un medio de subsistencia, expandieron la frontera agrícola y ganadera mediante prácticas artesanales perjudiciales para el ambiente. A ese mal se le suma la falta de formalización de las tierras y la precariedad en la prestación de servicios básicos.


Precisamente estos son los retos de las entidades y el gobierno en el escenario del posconflicto, teniendo en cuenta que en el departamento están 2 de las 16 Circunscripciones Especiales para la Paz. Para Ricardo Sabogal, director de la Unidad de Restitución de Tierras, “resolver el conflicto sobre la tierra no es un proceso rápido. Una solución para que las víctimas regresen a los territorios es a través de proyectos productivos”.


Por su parte, Mariana Escobar, directora de la Agencia de Renovación Territorial, explicó que los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial nacieron para darlemás competencias y recursos a los entes territoriales de esas zonas priorizadas, con el fin de hacer viables dichos proyectos productivos.


Para formalizar las tierras es necesario que trabajen en forma mancomunada la Agencia Nacional de Tierras, las comunidades y las autoridades locales, quienes conocen los territorios, pues el 72 por ciento de la tierra en Montes de María es informal y no hay claridad sobre propietarios.


Por último, los representantes de la comunidad llamaron a invertir mayores recursos en educación para el campo, combatir la informalidad, proveer servicios públicos a los municipios y atacar de frente la corrupción. Al respecto, el gobernador Dumek Turbay destacó que las inversiones en curso más importantes son el alcantarillado de El Carmen de Bolívar (61.000 millones de pesos), el acueducto de San Juan y San Jacinto (15.000 millones de pesos), la ampliación y mejora del aeropuerto (3.000 millones de pesos) y más de 9.000 millones en infraestructura educativa.



MINERÍA Narciso Beleño, Santiago Ángel, Carolina Urrutia, Mónica Grand, Silvana Habib. De izquierda a derecha, Narciso Beleño, líder de la Federación de Agromineros del Sur de Bolívar; Santiago Ángel, presidente de la Asociación Colombiana de Minería; Carolina Urrutia, directora de Semana Sostenible; Mónica Grand, jefe de la Dirección de Formalización Minera del Ministerio de Minas; y Silvana Habib, presidenta de la Agencia Nacional de Minería.

Minería sí, pero bien hecha


El segundo foro ‘Sur de Bolívar, un yacimiento de oro’ del ciclo regional, se realizó el 23 de agosto en Cartagena, con representantes del gobierno nacional y local, líderes mineros de la región y sociedad civil que discutieron las alternativas para formalizar la actividad minera en el departamento.


Actualmente, el sur de Bolívar aporta el 6 por ciento del oro producido en el país, pero gran parte de la minería se desarrolla de manera informal e ilegal. Como consecuencia, aparecen problemáticas como la contaminación ambiental, la baja productividad del sector, la persistencia del trabajo infantil en las minas, la explotación sexual y la financiación de bandas criminales.


Por esto se debe crear una política pública clara que incluya garantías sociales y económicas para aquellas comunidades que quieran dedicarse a la minería ‘bien hecha’, además de reglas de juego bien establecidas para los empresarios. Para el ministro de Minas y Energía, Germán Arce, es importante iniciar procesos de formalización que permitan hacer toda la minería correctamente pues “la gran minería, la pequeña minería y la minería de subsistencia deben moverse en el marco de la formalidad”, indicó.


La Gobernación ratificó el compromiso de reducir en un 50 por ciento el impacto de la minería en la región. Pero Turbay manifestó no estar de acuerdo con que el sur de Bolívar se convierta en un parque natural porque eso sería condenar a la población a la pobreza. “Se debe regular la minería, permitir que se haga bien hecha, combatir la ilegal y tener en cuenta las necesidades de las comunidades”, dijo Turbay.


Bolívar, la puerta del país


Cartagena es por excelencia uno de los destinos turísticos que más apetecen en Colombia tanto los nacionales como por los extranjeros. Y si bien en Colombia el número de visitantes ha aumentado de manera muy significativa en los últimos años, el país sigue con debilidades en infraestructura, imagen y posicionamiento de las nuevas tecnologías.


El 3 de octubre el foro ‘Turismo del futuro: el poder de la tecnología y la innovación’ reunió a autoridades y expertos para analizar los cambios en las dinámicas del sector que más empleos genera en el mundo. El reto es claro: llegarles a las nuevas generaciones por medio de las tecnologías, desarrollar planes de turismo sostenible y de experiencia, posicionar al país en el exterior como un destino seguro y con mucha oferta, y capacitar la mano de obra necesaria.


Una de las propuestas tiene que ver con el visado. Según Christian Krüger, director de Migración Colombia, el sistema debe acabarse, considerando que se ha flexibilizado y simplificado los trámites y procedimientos para el ingreso y permanencia en el país. “Independientemente de la nacionalidad, la migración es positiva para el país y enriquece la cultura”, aseguró.


El gobernador Dumek Turbay aseguró que gracias a la paz han podido poner en marcha estrategias de progreso gastronómico, musical, cultural y económico que hacen mucho más atractivas las ofertas a los turistas. Ante esta coyuntura que vive el país, la Gobernación de Bolívar diseña proyectos para potenciar el turismo en modalidades que beneficien regiones como la Depresión Momposina, los Montes de María, las ciénagas y el Sur de Bolívar.


Captura de pantalla 2017-11-03 a las 10.52.15 a.m.

CONTENIDO RELACIONADO