Home
DESARROLLO REGIONAL

Por el campo de Bolívar

El gobierno local y entidades nacionales presentaron las estrategias para impulsar el desarrollo del sector rural del departamento. La comunidad hizo sus peticiones.

Por el campo de Bolívar
En el foro participaron, entre otros, Mariana Escobar, directora de la Agencia de Renovación Territorial; Rodrigo Pardo, director Editorial Revista Semana; Juliana Cortes, directora de Ordenamiento Social de la Propiedad y Ricardo Sabogal, director de la Unidad de Restitución de Tierras
Bolívar, uno de los departamentos más golpeados por el conflicto armado, está  pasando la página y ahora con la consolidación de la paz trabaja en fortalecer uno de sus mayores potenciales: el campo. El departamento tiene 455.198 hectáreas idóneas para la agricultura, pero solo aprovecha un poco más de la mitad.

La clave para dinamizar el sector rural regional estaría en implementar contratos paz, los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), la formalización, la circunscripción especial para la paz y la articulación de esfuerzos como el proyecto de asistencia técnica La Regional y la Universidad de la Paz, entre otros.

En el foro ‘El Carmen de Bolívar, transformación del campo como motor del  posconflicto’, organizado por la Gobernación de Bolívar y Foros Semana, el 12 de julio  en El Carmen de Bolívar, autoridades locales y nacionales hablaron sobre los puntos prioritarios. Para el gobernador Dumek Turbay, las inversiones en curso más importantes en la región son el alcantarillado de El Carmen de Bolívar (61.000 millones de pesos), el acueducto de San Juan y San Jacinto (15.000 millones de pesos), la ampliación y mejora del aeropuerto (3.000 millones de pesos) y más de 9.000 millones en infraestructura educativa.

Aunque están dando pasos en pro del desarrollo, aún falta por hacer. Por esto, representantes de entidades nacionales propusieron dar más competencias a los entes territoriales en materia de recursos, garantizar acceso a estos, fortalecer la prestación de servicios públicos para resolver el problema de las sequías y formalizar la tierra, si se tiene en cuenta que el 72 por ciento de los predios no tiene títulos.

Para Ricardo Sabogal, director de la Unidad de Restitución de Tierras, las autoridades locales deben protagonizar el desarrollo de la región. “Resolver el conflicto sobre la tierra no es un proceso rápido. Una solución para que las víctimas regresen a los territorios puede ser a través de proyectos productivos”. Mariana Escobar, directora de la Agencia de Renovación Territorial, habló sobre la importancia de los PDET, que no son formulados desde el nivel central, sino que el territorio debe ser el protagonista y los diferentes actores, los involucrados.

Los representantes de la comunidad hicieron un llamado a invertir mayores recursos en educación para el campo, combatir la informalidad, proveer de servicios públicos a los municipios y atacar de frente la corrupción. “La educación en el sur de Bolívar fue subcontratada y ha sido un problema enorme garantizar que los profesores cumplan con los tiempos y los currículos académicos”, afirmó Gil García, representante del Comité Cívico del Sur de Bolívar.

En el foro se destacaron alianzas productivas como la Asociación de Productores de Cacao del Sur de Bolívar y Cesar (Aprocasur), que promueve este cultivo como alternativa de desarrollo. Según Orley Foronda, gerente de Aprocasur, los campesinos sustituyeron cultivos ilícitos por cacao y generaron un cambio cultural.

Hoy Aprocasur tiene 2373 familias atendidas por medio de programas de alianzas productivas. Finalmente, el gobernador destacó que Montes de María tiene todas las condiciones para ser un ejemplo de la consolidación de la paz con dirigencia social, tierra fértil, conectividad, turismo de experiencia y ausencia de cultivos ilícitos y minería ilegal.