Home
ECONOMÍA, NEGOCIOS Y COMPETITIVIDAD

A ser más competitivos y exportar arroz

La meta del sector es mantener la autosuficiencia para sustituir las importaciones y aumentar el nivel de competitividad, y así participar en la oferta internacional del grano.

A ser más competitivos y exportar arroz
Foro 'El sector arrocero y su aporte al futuro del país'
Después de lograr la cosecha de arroz más grande de la historia con cerca de 3 millones de toneladas de arroz paddy verde en el 2016. La meta del sector es mantener la autosuficiencia para sustituir las importaciones y aumentar el nivel de competitividad, de tal manera que sea posible participar con los excedentes, en la oferta internacional del grano.

El 2016 fue un buen año para los arroceros colombianos: el país se convirtió en el mayor productor de la región Andina y el cereal se consolidó como el segundo alimento de mayor consumo en el país (40 kilogramos per cápita). Ahora los retos del sector se centran en una mayor productividad con menores costos de producción, fortaleciendo su capacidad para poder exportar.

Este fue uno de los temas del foro “El sector arrocero y su aporte al futuro del país”, realizado por Fedearroz y Foros Semana el pasado 25 de mayo en Ibagué, donde se hizo énfasis en la condiciones de la producción nacional y en la posibilidad de que este cereal se comercialice en otros países. Según Samuel Zambrano, viceministro de Asuntos Agropecuarios del Ministerio de Agricultura, “no solo hay que aumentar el rendimiento por hectárea y el consumo per cápita, sino que es indispensable pensar en conquistar los mercados internacionales”.

También se habló de implementar políticas gubernamentales que continúen favoreciendo las condiciones de siembra y comercialización del producto, de tal manera que el país siga siendo autosuficiente en este grano, para que no sea necesario importar. “Se necesitan políticas públicas que protejan la producción nacional y que impulsen el crecimiento del sector. Nosotros le hemos cumplido al Gobierno, ahora nuestro llamado es a que se establezcan políticas más claras para las futuras cosechas”, afirmó Rafael Hernández, gerente general de Fedearroz.

A lo anterior se suma las mejoras de la legislación laboral del campo, los precios e incentivos orientados en el productor y no en el comercializador.