Home
POLÍTICA Y DEMOCRACIA

Código de Policía espera reglamentación

Uno de los retos del código tiene que ver con la dificultad de reglamentar la norma no solo en Bogotá sino a nivel nacional.

Código de Policía espera reglamentación
Foro 'Un código para la convivencia ciudadana'

En el foro ‘Un código para la convivencia ciudadana’, que realizó por las Secretarías de Gobierno y Seguridad, Convivencia y Justicia de la Alcaldía Mayor de Bogotá y Foros Semana el pasado 24 de mayo en Bogotá, líderes del gobierno distrital, así como expertos en seguridad, analizaron los retos que tiene la nueva norma.


En cabeza del secretario de Gobierno, Miguel Uribe Turbay, la administración destacó el apoyo del Gobierno Nacional para la implementación y reglamentación del código, sin embargo, aseguró que es necesario invertir recursos para que se dé un buen proceso de implementación. “Hay preocupación en cuanto al tema de la reglamentación en Bogotá, es importante saber cuál va a ser la estrategia de Gobierno y sobre todo qué herramienta se utilizará para la conmutación de penas”, indicó Uribe.


Durante el foro se plantearon los desafíos en materia logística; incrementar el número de inspectores (de 63 a 82), la implementación de más tecnología, la desmitificación de alguna medidas incluidas en el código, el empalme entre la Secretaria de Gobierno y Seguridad y demás entidades que están relacionadas con la adecuada implementación.


Desde el Gobierno Nacional, el senador Germán Varón Cotrino reafirmó la intención de presentar mediante ley estatutaria el código de policía. “En el Congreso buscamos presentar un proyecto de ley con todas las iniciativas que la Corte declaró inexequibles, porque creo que son elementos fundamentales para que las ciudades funcionen de manera adecuada, incluso para que funcione el país en general” afirmó.


En julio de este año empezará a regir el nuevo Código de Policía a nivel nacional y la implementación de este es un tema que genera mucha incertidumbre, puesto que las administraciones tienen que ampliar su capacidad institucional para que las instituciones funcionen de acuerdo a la norma y para que la ciudadanía esté preparada.