Home
POLÍTICA Y DEMOCRACIA

La Ocde no hace milagros y Colombia debe hacer sus tareas

En el foro 'Qué nos falta para ingresar a la Ocde' se destacó el valor de entrar al organismo pero se advirtió que apenas sería un paso y no el fin en buscar ser un país desarrollado.

La Ocde no hace milagros y Colombia debe hacer sus tareas
Colombia está cerca de ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) y aunque ha avanzado, la meta aún es muy lejana. Así lo reconocieron los panelistas del foro ‘¿Qué nos falta para ingresar a la Ocde?’, que analizó el proceso de aprobación de 18 de los 23 comités temáticos para evaluar la adhesión y los beneficios para el país.

En el encuentro, organizado por Foros Semana el pasado 30 de marzo en Bogotá, Michael Bock, embajador de Alemania en Colombia, fue directo al hablar de la responsabilidad de actuar y cumplir sus retos. “La Ocde no hace milagros. Si Colombia entra, nada cambia en este momento. El país tiene que hacer sus tareas”, aseguró y añadió que lo que falta para el ingreso son aspectos culturales que no se cambian con una ley de un momento a otro.

Por su parte, Fernando Carrillo, procurador general de la Nación, advirtió que el cambio cultural va mucho más allá del Estado y aseguró que en este país hay que “volver a hacer política con las manos limpias”, con la idea de reducir en gran parte la corrupción para obtener la ‘visa’ para hacer parte de la organización de países desarrollados.

Sin embargo, no todos los panelistas del foro vieron oportuna la adhesión. El analista Aurelio Suárez fue contundente y argumentó en contra de lo que significa “homogeneizarnos a nivel internacional” y considera más importante generar un modelo económico que se ajuste a las necesidades propias. Sin embargo, para Luis Guillermo Vélez, director de la Agencia de Defensa Jurídica del Estado y exsecretario general de la Presidencia, la eventual entrada a la Ocde “es nuestra graduación a ocupar el lugar que merecemos en el mundo". Eso sí, reconoció que de ingresar vendrán una serie de compromisos.

La evaluación de algunos de los temas pendientes permite conocer los aspectos a trabajar. El análisis sobre comercio, economía y desarrollo, y de empleo, trabajo, asuntos sociales y gobernanza pública muestra algunos rezagos. Por ejemplo, el sindicalismo en Colombia está subdesdarrollado, y apenas el 9,2 por ciento de los trabajadores asalariados pertenece a un sindicato, una cifra muy baja. De igual manera es urgente trabajar vías terciarias para ser competitivos.

El camino recorrido para ingresar a la Ocde ha permitido avanzar. “El proceso es tan importante como la meta. Nosotros ya ganamos”, aseguró Javier Gamboa Benavides, viceministro de Comercio Exterior, en una conclusión que permite pensar que el ingreso a la organización apenas es un primer paso para lograr el estatus de país desarrollado.