Home
DESARROLLO SOSTENIBLE

Medellín hacia una ciudad sostenible

Para 2036, tiene la meta de ser una ciudad reverdecida y sostenible. Para esto, invertirá en transporte público, vías, parques y zonas verdes, a través de proyectos a largo plazo.

Medellín hacia una ciudad sostenible
IFC Ciudad Sostenible
El pasado 15 de febrero se realizó el foro ‘Medellín: ciudad sostenible’, en el que expertos y tomadores de decisión analizaron el futuro de la ciudad y sus principales proyectos. Una de las grandes preocupaciones para la administración actual es la baja calidad del aire que tiene a la capital de Antioquia entre las diez ciudades más contaminadas de América Latina.

En el foro, el alcalde Federico Gutié­rrez presentó el plan urbano y ambiental, una estrategia a 20 años para invertir en las zonas más representativas mediante la construcción de espacios públicos ver­des. Entre estos planes está el proyecto del centro, iniciativa para reformar la ga­lería Bolívar, el parque Bolívar, la Playa, la avenida de Greiff, con más espacios públicos, ciclorrutas y zonas peatonaliza­das, con el propósito de convertirlo en el eje ambiental de la ciudad. También 100 Parques para Vos, con una inversión de 24.000 millones de pesos para hacer de Medellín una ciudad más verde.

Entre los proyectos también está construir 80 kilómetros adicionales de ciclorrutas para implementar ejes de movilidad sostenible; el plan de Trans­porte Público de Medellín (TPM), con una inversión de 62.000 millones para mejorar el tráfico y renovar para 2019 el 70 por ciento del parque automotor de buses. Según Gutiérrez, “no solo se debe modernizar la flota existente, sino igua­lar las tarifas y emprender campañas de pedagogía cívica”. El tranvía 80 es otra de las iniciativas; este costará 752.000 millones y transportará 35.627 pasajeros por día.  La Alcaldía pretende implementar también proyectos que combinarán la innovación con un mejor sistema de transporte a través de un programa nuevo de semaforización inteligente.

El foro, organizado por el grupo Banco Mundial, por medio de la Corpo­ración Financiera Internacional (IFC),  la Alcaldía de Medellín y Foros Sema­na, con el apoyo del Programa Suizo de Cooperación al Desarrollo Económico en Colombia (SECO), la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), Icex y EPM, sirvió para  debatir sobre los principales proyectos que implementará la ciudad así como los factores que serán clave para su implementación.

Issam Abousleiman, gerente del Banco Mundial en Colombia, comentó que actualmente la entidad apo­ya programas de transporte urbano, de­sarrollo territorial sostenible y el catas­tro multipropósito, y tiene una política para impulsar ciudades resilientes a los efectos del cambio climático. Según Abousleiman, “para en­frentar estos desafíos relacionados con infraestructura, es necesario saber cómo se van a estructurar las iniciativas y cómo se van a financiar”.

La meta es promover ciudades sostenibles y competitivas. Elena Bourganskaia, IFC Global Head of Water & Utilities, subrayó que las ciudades deben implementar proyectos de infraestructura que mejoren la vida de sus ciudadanos en las áreas de transporte, manejo de residuos, agua y nuevas vías urbanas. La IFC compartió la amplia experiencia internacional que tiene en estos sectores, resaltando que las ciudades de Colombia son una prioridad.

Para Clemente del Valle, Presidente de la FDN, que trabaja en la planeación a largo plazo de las ciudades, explicó que en Medellín la FDN adelanta un plan rector de expansión del metro y una de las propuestas es buscar nuevas fuentes de financiamiento de estos proyectos.

El tema de transporte público es otra problemática importante. Medellín desa­rrolla actualmente un modelo de pirámi­de de movilidad sostenible que incluye a motocicletas y carros, transporte de carga, transporte público, ciclistas y peatones, en donde estos son los principales actores de la pirámide.

Según Juan Esteban Martí­nez, secretario de Movilidad de la ciudad, “mientras un tren o tranvía generan exter­nalidades positivas, los autos y motos ge­neran externalidades negativas. Por eso es importante apostarle a la ingeniería de valor para hacer más rentable la finan­ciación de metros, buses o trenes”.

Los principales planes de la Secretaría tienen que ver con el cambio de buses con combustible diésel por buses eléctricos, conectar el metro con los buses cívicos que llegan a otros municipios, expandir las ciclorrutas integradas a sistemas de transporte masivo y apostarle a un nuevo programa de semaforización inteligente.

Kristtian Rada, líder del Programa de Ciudades de IFC para América Latina, mencionó que es importante que las ciudades mantengan una visión de largo plazo buscando reducir las brechas de infraestructura urbana. Latinoamérica es una de las regiones más urbanizadas del mundo, lo que obliga a las autoridades locales a buscar soluciones inteligentes. IFC a través de su Programa de Ciudades trabaja con un grupo selecto de ciudades en la región que tenga esta visión de largo plazo.

En cuanto a la prestación y la cali­dad de los servicios públicos, Medellín ha facilitado el acceso a servicios públi­cos con coberturas de 99,95 por ciento en energía, 95,8 por ciento en acueduc­to, 88 por ciento en alcantarillado y 89,5 por ciento en aseo. Jorge Londoño de la Cuesta, gerente de EPM, señaló que “el elemento social de esta empresa es la cobertura del servicio que presta. En ese sentido, se debe llegar con la infraestruc­tura a todas las regiones y garantizar que los usuarios tengan la capacidad para acceder a los servicios”.

EPM tiene entre sus prioridades poder implementar proyectos estratégicos en el sector de agua y saneamiento, mejorar e innovar en el manejo de los residuos y promover la eficiencia energética.

Si bien Medellin es una de las ciudades más reconocidas a nivel mundial por su innovación, tiene ahora la oportunidad de seguir mejorando, aprovechando la experiencia internacional, priorizando los proyectos de transporte y servicios públicos que logren hacer una urbe más sostenible en favor de su población.